top of page

El adiós "momentáneo"al aguacate

En la provincia de Málaga hace ya mucho tiempo que miramos al cielo con la vana esperanza de que la lluvia salve las cosechas. De momento, no está siendo así. La falta de agua que vivimos desde el pasado año y la consiguiente sequía que la sucede, han provocado la reducción hasta en un 80% del cultivo de frutas tropicales como el mango. Misma situación atraviesa el aguacate, que para su cultivo precisa mucha agua y cuya producción se ha visto muy afectada en la Axarquía a causa de las mermas en el Embalse de la Viñuela. Actualmente, los agricultores de la zona han perdido más de un tercio de sus huertas a consecuencia de los dos años de sequía que estamos viviendo. 

Las continuas restricciones, las malas condiciones de aguas regeneradas para el riego y la falta de un precio justo en origen han motivado que el cultivo del aguacate deje de ser rentable para los agricultores de la comarca, afectando a una superficie de 10.000 hectáreas.

En Sarmiento siempre hemos apostado por productos frescos. Materias primas de cercanía que están en su estado más óptimo para consumo, siendo más nutritivos y sanos. Ayudamos a los pequeños y medianos agricultores a subsistir y que perciban un precio justo por sus productos, reduciendo intermediarios y fomentando la economía local a través de la apuesta por nuestro entorno rural. Ante la situación que estamos viviendo, comprometidos con el medio ambiente y con los productores de la zona que velan por brindarnos lo mejor de la naturaleza, hemos decidido prescindir temporalmente de uno de los productos más emblemáticos de nuestra carta: el aguacate. Platos tan característicos de Sarmiento como el  ‘Aguacate V.O.’ o ‘Aguacates Maribel Verdú’ han dejado de estar disponibles, ya que solo contemplamos una cocina con la mejor y más sostenible materia prima, que no es otra que la que nos rodea, la nuestra. Esperamos que la naturaleza nos vuelva a brindar pronto la oportunidad de disfrutar de este maravilloso producto.

SARMIENTO AGUACATES.PNG

Además de darte de comer lo mejor de nuestra casa, nuestra misión en Sarmiento pasa por contribuir con la industria agroalimentaria andaluza, apostando por la producción local y sostenible, además de salvaguardar y promover la cultura vitivinícola de la zona. 

bottom of page